[Regresar]

Glosario

 

Acanalado: Aplicase también al tronco cuando tiene hendiduras longitudinales profundas, evidentes en la sección transversal.

Acuminado: Que termina en punta.

Agudo: Que termina en punta corta.

Albura: Parte  viva del leño  de árbol. Se encuentra inmediatamente debajo de la corteza.

Anillos de crecimiento: Término usual muy empleado en botánica, para referirse a los anillos anuales de los troncos, que son estratos delgados y concéntricos del leño que corresponden a periodos de desarrollo del xilema por lo general anuales.

Apétala: Aplícase a la planta, a la flor, etc., desprovista de pétalos

Ápice: La parte terminal o extremo de un órgano.

Apiculado: Que termina en punta aguda y corta.

Apocárpico: Dícese de la flor, del gineceo, del fruto, etc., que tiene los carpelos separados, independientes, formando cada uno un ovario aparte, como ocurre en los anonillos (Guatteria spp./Annonaceae). A éste término se le opone el de sincárpico.  

Aquenio: Fruto indehiscente, seco y monospermo, con el pericarpo independiente de la semilla, es decir, no soldado a ella.  

Baya: Llámese baya  a cualquier fruto, monocárpico o sincárpico, con el epicarpo generalmente muy delgado y el mesocarpo y el endocarpo carnosos y más o menos jugosos.  Por lo común las bayas  tienen forma redondeada o elipsoidal, y a menudo colores llamativos.

Borde: Orilla de la lámina foliar u otro órgano laminar.

Cambium: Meristema lateral del que se desarrollan tejidos vasculares secundarios, como floema y el xilema secundarios.

Canal resinífero: Conductos pequeños presentes en el leño donde se vierte productos resiníferos.

Cápsula: Fruto sincárpico, seco y usualmente dehiscente.

Cartácea: Con la consistencia del cartón.

Caulifloro: Dícese de los árboles y arbustos que echan las flores en el tronco y las ramas.

Color de la madera: El tono de color de la madera, se debe a peculiaridades anatómicas, químicas y físicas; características que muestran una amplia escala de colores de blanco hasta negro con varias transiciones. El color de la madera puede variar dentro de la especie como también dentro del fuste. Cuando la variación del color normal es grande, se le considera como un defecto de color.

Cono: Se define, como una espiga de eje y brácteas tectrices  acrescentes y lignificados, con las flores desnudas y unisexuales

Cordado: Cordiforme. 

Cordiforme: En forma de corazón. Aplicado a los órganos laminares como las hojas, que es el caso más frecuente, dícese cuando tienen el contorno semejante al del corazón, con la parte auricular más ancha en la base.

Coriáceo: Con consistencia de cuero.

Corte radial: Corte efectuado a través del eje del tronco, casi paralelamente a los radios.

Corte tangencial: Corte efectuado paralelamente al eje del tronco y casi verticalmente a los radios.

Corteza: Termino popular que se emplea  con relación con todos los tejidos que se encuentran fuera del cilindro xilemático. En los árboles de cierta edad generalmente se pueden distinguir dos partes: una interna (viva), llamada Floema; y una externa (muerta), llamada Ritidoma. 

 

Corte transversal: Corte efectuado en ángulo recto contra el eje del tronco, en dirección de los rayos.

Crenado: Con dientes redondeados.

Cuneado: En forma de cuna.

Cuspidado: Que termina gradualmente en una punta rígida y aguda.

Decidua: Se refiere a las hojas, estípulas brácteas u otros órganos que se caen, ya sea por madurez o en determinada estación climática.

Dehiscente: Que se abre, hablando de un fruto o esporangio, o de una antera, etc.   

Dentado: Con dientes triangulares.

Dístico (a): Hojas o foliolos dispuestos en un solo plano o formando dos filas a cada lado de la rama o raquis.

Domacio: Órgano especial o transformación de un órgano vegetal que facilita la vida en común a otro organismo, cuyo desenvolvimiento, en una fase importante de su vida, está ligado a la de dicho órgano, transformado o no. Pueden adoptar formas muy variadas, desde perforaciones puntuales en la lámina, hasta conspicuas cavernosidades que se forman en la misma.

Drupa: Fruto carnoso en el cual son evidentes sus tres capas y presenta en el interior una semilla con contextura ósea.

Duramen: Parte inactiva del leño de un árbol, no apta, por lo tanto, para acarrear el agua y las sustancias disueltas en ella, absorbidas por las raíces; el duramen ocupa la parte interna del tronco.

Elíptico: Que tiene forma de huevo.

Emarginado: Con una incisión, hendidura escasa, con una muesca, generalmente en el ápice y las más veces tratándose de hojas.

Envés: Parte inferior de la lamina Foliar.

Estipela: Par de escamas, espinas, glándulas u otras estructuras en la base de los peciólulos.

Estípula: Par de escamas, espinas, glándulas u otras estructuras en la base de los pecíolos.

Ferrugíneo: De color de óxido de hierro.

Fibras: Término conveniencia que en  anatomía de la madera se emplean en relación con cualquier células largas del leño o de la corteza interna que no se un vaso o células de parénquima. A menudo, dichas células se clasifican mas específicamente de acuerdo con su forma y constitución, llamándolas: fusiformes, gelatinosas, libriformes, septadas, ventriformes, etc.

Fibrotraqueidas: Células del leño que desempeñan un doble función conductora y mecánica, de caracteres morfológicos intermedios entre las traqueadas y  las fibras.

Figura: Combinación de elementos de la madera tanto en la cara tangencial  y radial, los que producen formas o siluetas agradables a la vista. De acuerdo con su forma se clasifica como: a) jaspeada,b) espiga, c) plumosa, d) arcos superpuestos, entre otras.

Floema: El floema es tejido más importante para el trasporte de sustancias alimenticias de las plantas vasculares, se localiza entre la corteza y el cambium vascular.

Folículo: Fruto monocarpelar, seco y dehiscente, que se abre por la sutura ventral, generalmente polispermo. Cuando los diversos carpelos de un gineceo apocárpico se convierten en folículos, tenemos el plurifolículo. Éstos últimos son más frecuentes que los unifolículos. El pericarpio de esta especie de fruto suele ser coriáceo o papiráceo. 

Fúlcrea: Raíz adventicia producida a cierta altura de la base del tronco y recurvada hacia el suelo.

Gamba: Proyección de soporte, tabular y angular, muy desarrollada en la base de la porción aérea del tallo.

Glabra: sin tricomas (pelos)

Glándula: célula o conjunto de células secretoras

Glauco(a): De color más claro; aplicase  cuando una superficie tiene color verde claro o blanquecino.

Grano: Disposición de las fibras en el leño; de acuerdo con ellos  se clasifican como: a) entrecruzados, b) fuertemente entrecruzados, c) oblicuo, d) recto, y combinación entre ellos.

Grieta: Separación de las fibras en el leño producto de la contracción ocurrida durante el proceso de secado.

Haz: Superficie superior de la hoja.

Helicoidales: Disposición en la ramita, como escalera de caracol o espiral.

Interpeciolar: Situado entre el pecíolo y el tallo

Intrapeciolar: Situado en el interior del pecíolo

Lanceolado: Aplícase a los órganos laminares, como hojas, brácteas, pétalos, etc., de figura de hierro de lanza; angostamente elípticos y apuntados en ambos extremos.  

Legumbre: Fruto monocarpelar, seco y dehiscente, que se abre por la sutura ventral y por el nervio medio del carpelo. En algunos casos las legumbres son espermobólicas (que lanzan las semillas con violencia y súbitamente).

Lenticelado: Con poros ovalados  en la corteza que corresponden a estomas.

Lenticelas: Poros en la corteza, de ramas, troncos, frutos, etc., cuya función es el intercambio gaseoso.

Linear: Prolongado y angosto, de bordes paralelos o casi paralelos, comparable en cierto modo a una línea.  

Lustre: Capacidad que tiene la madera de reflejar la luz. De acuerdo con ellos se clasifican como: bajo, mediano y alto.

Nervadura: Conjunto nervios de la lamina foliar.

Nuez: Fruto simple, seco, indehiscente, con una sola semilla y el pericarpo endurecido.

Oblanceolado: Que tiene forma inversamente lanceolada; alargada pero más ancha en el ápice.  

Oblicuo: Que no es perpendicular ni paralelo a un plano o línea dada; inclinado al través o desviado de la horizontal. Dicho de la base de una hoja asimétrica.

Oblongo: Más largo que ancho, de forma más o menos rectangular.

Obovoide: En forma de huevo, con el ápice más amplio en la base.

Obtuso: Con los márgenes de rectos a cóncavos que forman un ángulo terminal mayor de 90 grados.

Ovada: en forma de huevo, con la parte más cerca de la base.

Panícula: Cualquier inflorescencia que se ramifica.

Parénquima: Tejido constituido por células cuya forma es típicamente la de un ladrillo o isométrica, de paredes delgadas. La función principal  de estas células es el almacenamiento y la distribución  en la cara transversal del leño, se clasifica de diversas maneras dependiendo también del grado de asociación con los elementos de los vasos o poros: a) P. apotraqueal: independiente de los vasos. Podemos encontrar aquí el difuso, difuso en agregados y bandeado, b) P. paratraquial: asociado  a los vasos. En este tipo podemos encontrar parénquima escaso, bandeado, aliforme, confluente, vasicéntrico, o combinaciones de estos.

Parénquima apotraqueal difuso: Células parenquimáticas solitarias o en grupos irregularmente distribuidas entre las fibras.

Parénquima apotraqueal escamiforme: Semejante a una escalera que se forma en la sección transversal de los radios y las bandas o en líneas regularmente esparcidas del parénquima axial.

Parénquima apotraqueal reticular: Semejante a una red en la sección transversal los radios y las bandas o líneas generalmente espaciados de parénquima axial, son aproximadamente de la misma anchura y el espacio entre ellos es casi igual.

Parénquima paratraqueal escaso: Células parenquimáticas que no rodean los vasos completamente o que esporádicamente hacen contacto con ellos. 

Parénquima paratraqueal vasicéntrico: Es aquel que rodea totalmente un vaso de ancho variable y contorno circular o ligeramente ovalado en sección transversal 

Pecíolo: Sostén de la lámina de una hoja, o el eje central de una hoja compuesta situado por debajo de donde empiezan los foliolos.

Poro: La superficie transversal de la madera en las especies de angiospermas presenta perforaciones, éstas son vasos o elementos de los vasos que conducen el agua y algunas sustancias minerales. Pueden ser solitarios, múltiples, en grupos o racimos y cadenas.

Poro múltiple: grupo de dos o más poros dispuestos compactamente y achatados a lo largo de sus líneas de contacto; tal subdivisión le hace parecer subdivisiones de un solo poro. De acuerdo a su disposición en el leño se le denomina múltiple radial o tangencial. Sinónimo: racemiforme.

Poro solitario: Poro totalmente rodeado por elementos de otro tipo

Pubescente: que tiene tricomas (pelos).

Puntuaciones: Las paredes secundarias de las células se caracterizan comúnmente  por la presencia de  depresiones o cavidades, que varían en cuanto a profundidades, extensión y estructura detallada, estas cavidades se denominan puntuaciones. Se distinguen dos tipos: simples y areoladas, estas última se diferencia de las simples en que la membrana secundaria se arquea sobre la cavidad de la puntuación.

Radios: Agregado de células semejantes a una cinta formado por el cambium y que se extiende racialmente en los tejidos que forman el leño. Los radios pueden variar mucho en sus dimensiones, si éste presenta una sola célula de ancho, se denomina uniseriado, si son dos células se denomina biseriado, también se puede hallar el tipo multiseriado que consiste desde unas pocas células de ancho hasta un número mayor. Cuando los radios están constituidos por un solo tipo de células, se denominan homogéneos, y cuando está formado por células  dos tipos (erectas y procumbentes): se llama radio heterogéneo.

Reticulado: Red diminuta de filamentos, nervios, venas etc.

Revoluto: Con los márgenes arrollados sobre el envés o sobre si mismos.

Sámara: Fruto seco, indehiscente, alado, con una sola semilla.

Sésil: Que no tiene pedicelo o pecíolo.

Sincarpo: Nombre que lo mismo se ha aplicado al conjunto de frutos soldados entre sí, procedentes de una sola flor, que a los frutos concrescentes originados en flores distintas.

Textura: Calidad de una superficie cepillada, generalmente para efecto de estudio se refiere a la superficie transversal.

Tílide: Protuberancias en forma de vejiga o excrecencia proveniente de una célula parenquimatosa que se introduce a través de la cavidad de una punteadura de la pared de un elemento vascular, obstruyendo parcial  o totalmente  el lumen de éste. Pueden ser  paredes gruesas o delgadas, múltiples y compactas.

Traqueida: Tipo vaso cerrado, con tabiques transversales, generalmente oblicuos y con numerosas puntuaciones areoladas que aparecen  como pequeños puntitos rodeados de una areola clara.

Tricomas: Excrecencia epidérmica, a menudo en forma de pelo.

Trinervado: Tratándose de las hojas, aplicase a la que tiene tres nervios que concurren detrás de la base.  

Vaso: Serie de células (elementos de los vasos) que se han empalmado para formar una estructura articulada, tubiforme de longitud indeterminada. Su función es la de conducción de agua.

Verticilada: Con más de tres estructuras semejantes por nudo, generalmente se aplica a las hojas y ramas.

Viloso: Con tricomas largos.

Xilema: Tejido de sostén y de conducción de agua de los tallos y de las raíces. Generalmente se divide en albura y duramen. La primera corresponde a la parte viva del leño y el segundo carece de conducción de agua y generalmente almacena sustancias tales como taninos y resinas, entre otras.

 

[Regresar]